Samstag, April 19, 2008

Sus voces, las manos que ahogan mi garganta.
Sus gestos, turban mi razón.
Sus miradas, culpabilidad y desazón.
Un segundo para ahogarme.
Un minuto…ya me voy…
¡Silencio! Respiro.
Uno, dos, tres…
¿Dónde está mi paz?
Uno, dos, tres…
¿Adónde se marchó?

3 Comments:

Blogger Maypi said...

Contenido muy apropiado para tu momento actual. La idea está clara. Sólo algún apunte sobre la forma. A ver que te parece:

Sus voces,
manos que ahogan mi garganta.
Sus gestos,
sus miradas tan culpables
hoy turban mi razón.
Un minuto...
un segundo para ahogarme.
¡Silencio! Respiro.

Y a partir de ahí todo igual. Sólo quítale el "uno" a la cuenta, mejor sólo poner "dos, tres".

Besos

2:47 nachm.  
Blogger Sebas said...

HAzle casi a Maypi.

un beso

12:36 nachm.  
Blogger Brigitte said...

puede estar bien como lo dices, pero no es la misma idea. sus miradas no son culpables. la culpabilidad es lo que siente el hablante. la parte del minuto y el segundo, mejor. gracias por las aportaciones!!

1:21 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home