Mittwoch, Januar 20, 2010

Sale el sol,
pero sigo amando a la luna.
Todo es luz.
Todo es calor.
¡Echo tanto de menos al invierno!
Y cuando llegue,
aborreceré sus fríos,
sus nieves,
sus lluvias,
sus hielos.

1 Comments:

Blogger ana martinez said...

a todo aquello o aquel por quien sentimos algo, aunque sea odio, podemos amarlo. lo malo sería que no sintiésemos nada. eso gestaría una indiferencia de la que no puede nacer ningún tipo de sentimiento.

buen poema.

por cierto, la versión del hallelujah es buenísima.

saludos

7:20 nachm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home