Dienstag, Dezember 09, 2008

Se levanta, aún cuando sabe,
que volverá a caer.
Lucha cada batalla perdida,
sabiendo que es la guerra
lo que va a perder.
Sufre viviendo y, aún así,
se aferra a la vida
sin esperanzas de vencer.
Dime tú, que sonríes,
¿qué debo hacer?
Si mis sombras son luces,
y las tuyas noches,
dime, ¿qué debo hacer?

1 Comments:

Blogger Maypi said...

Una buena reflexión sobre la impotencia de no saber cómo ayudar a la persona que no está pasando su mejor momento. Es bueno desahogarse en poemas como este. Besos

10:06 vorm.  

Kommentar veröffentlichen

<< Home